El blog que te descubrirá todo los consejos de decoración tanto para el hogar o eventos divertidos.

Rincones para Relajarse

Rincones para Relajarse

on Ene 28, 2018 in Cuidados | 0 comments

TRUCOS PARA CREAR UN RINCÓN RELAX

Nuestra casa es nuestra burbuja, nuestro refugio en el que tenemos que sentirnos a gusto, relajados para poder descansar como se debe y para poder recargar nuestras baterías. Sin embargo, muchas veces, la casa se puede volver un poco caótica o desordenada o con muchas tareas pendientes y por eso es importante tener un rinconcito relax. Será como un templo sagrado en el que no puede reinar nada más que felicidad, tranquilidad y armonía.

Cada día que pasa la tranquilidad se escapa de nuestras manos y nos sentimos como consecuencia de ello, más solos, ansiosos y deprimidos, buscar espacios que nos puedan devolver un poco de esa seguridad y paz que se han ido se ha convertido en una necesidad constante. Erróneamente solemos indagar en sitios públicos que terminan por no ser exactamente eso que esperábamos, creemos que cualquier lugar puede funcionar para ese ejercicio de relajación y búsqueda que tanto nos urge, pero lamentablemente ese metodo no funciona.

Debemos hallar un lugar que nos ayude a poner una pausa y desconectarnos del caos diario y reflejar un poco lo que realmente cuenta que es: dialogar con nosotros mismos y  amar la vida. Una vez que ese espacio está designado en casa y listo para la meditación y el pensamiento, el flujo de ideas, seguridades y calma es trabajo propio. Hay que tener en cuenta que se necesita de cierta belleza y armonía en los alrededores, la apariencia, la conformación de dicho espacio, por eso es aconsejable no irnos a los extremos en obtener cosas demasiado simples o muy baratas, recordemos que lo hacemos por nosotros mismos.

  • Debemos encontrar ese sitio donde olvidemos el trajin del dia a dia. La función de este lugar debe ser descansar y desconectarse.
  • Ese rinconcito nos debe permitir descansar en cualquier posición: sentada, acostada; hay que sentirse a gusto y libre.
  • Debemos cuidar la iluminación ya que para estar más relajados es recomendable una luz de poca intensidad.
  • Los cojines y telas nos permiten jugar con el estilo además de contribuir a la comodidad.

  • Las luces de la velas nos relajan de una forma inmediata así que no dudemos en usarlas. Además de encontrar mil formas y tamaños, también son aromaticas.

  • Procuremos que ese rinconcito sea multifuncional, donde podamos echar una siesta, leer un buen libro, escuchar musica, en fin, esas cosas que tanto nos agradan.
  • Démosle un toque de vida con una planta o unas flores que nos aportaran un agradable olor y buena energia para ese pequeño lugar.

Nuestra mente es muy poderosa, todo el tiempo está asociando lo que vemos con cómo nos sentimos. Los lugares oscuros  y pequeños generan miedo e inseguridad. Si nuestra casa es compartida con más personas hay que pensar en los otros. Sin embargo, hay que llegar a acuerdos entre todos. Los acuerdos van desde los colores hasta el estilo. De cualquier forma, cada uno debe tener un lugar en donde se sienta seguro y relajado.

Un lugar al aire libre no iría mal en casa, ya que nos pueden proporcionar un ambiente relajado. Quizás necesitemos quedarnos mirando el paisaje, o algo así como la nada, ese momento de pausa que buscamos todo el día. Es buen lugar uno en el que se sienta el aire sobre la piel.

La naturaleza nos ofrece un sentido de tranquilidad que en la ciudad tiene limites, de manera que podemos lograr un ambiente relajado utilizando algunos materiales o colores que nos hagan parecer esos lugares que hemos visitado en vacaciones. Hay infinidad de materiales como maderas, bambus, plantas, que nos pueden ayudar. La idea de decorar ese rinconcito de relajación, no es estresarnos, sino lograr un cambio para que cuando lleguemos a nuestro hogar sea toda una experiencia de descanso.

Tal vez un sillón amoblado en nuestro balcón pudiera ser un lugar para estar al aire libre.

Si no contamos con un espacio exterior en nuestra casa, se pudiera armar una zona de asientos debajo de alguna ventana, con muchos almohadones, donde pudieramos aprovechar la luz, el aire y el verde exterior. Si no hay una buena visión podemos agregar jardineras. Elijamos cortinas que nos permitan controlar la entrada de luz y adicional se puede colocar una lampara cerca para las horas en las que ya no este el sol.

Recordemos que nuestro espacio personal es un espejo de lo que pasa en nuestro interior, entonces mantengamos limpio y ordenado ese lugar. Necesitamos que ese espacio refleje también lo que estamos buscando sin perder nuestro estilo; cada quien tiene sus propios gustos. Siempre recuerda que se diseñó este espacio, porque se convirtió en una necesidad. Dejemos que éste evolucione y nunca dejemos de utilizarlo para su cometido real, porque es en ese espacio específico donde podemos encontrar y sanar todo lo que sienta deteriorado.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *